Cross de Yuncos 24 de septiembre



Se levantó una mañana fresquita y soleada. Y nos presentamos en Yuncos a las 9 de la mañana; antes incluso que la organización.

Muy pronto ya estábamos los miembros de CrossMadrid presentes en el parque del Prado de Yuncos, para esta cita nos juntamos: Alex, Sara, Laura, Cristian, Sergio, Julio, Ana, Mónica, Merche, Susana, y algún amigo mas que se unió a nosotros.



Tras la recogida de dorsales, empezamos el calentamiento y tras una corta espera, comenzamos la carrera.



Nos esperaba un cross por un pinar muy chulo, con senderos estrechos, bajadas no muy pronunciadas y subidas, que algún tramo se hacían duras.


Susana nos cuenta su experiencia: 

“Lo que no me gustó mucho es que dábamos tres vueltas, y yo soy como los perretes, que si paso mas de dos veces por el mismo sitio me desmotivo…

Empezaron nuestros “máquinas” en cabecera; Laura, Merche, Sara y yo junto a David (un amigo), como en el medio. Y comienza la carrera, para esta hora, las 10,30 (mucha puntualidad a pesar de la gran afluencia de participantes) comenzaba un calor insoportable. La primera parte era junto al parque por una zona de piedras un tanto pesada para correr, arco de meta, y pinar. El problema del pinar era la cantidad de polvo que se estaba levantando con tanta gente, y un suelo tan seco.

Empezamos fuertecillo, y pronto despistamos a Merche y a Sara, por supuesto ni vi a Sergio, David, Julio, Alex o Cristian que salieron escopetados.

Los adelantamientos se hacían difíciles por aquellos caminos pero aun así los hicimos, con cuidado por la gran cantidad de troncos que había en el suelo.

Cuando me quise dar cuenta, tras los primeros dos km, íbamos solos David y yo, Laura se había desenganchado.

Me sentía genial. La primera vuelta fue rápida, pero la segunda me sentía mucho más fuerte… ¡qué subidón!. Aunque perdí un rato a David, en unos minutillos me alcanzó.


Me encontré a Alex y me preocupé. Pensé que se iba a retirar, no me pudo decir que le pasaba, pero no le ví muy bien. Y el calor aumentaba por momentos…




En la tercera, empecé a acusar el cansancio de las piernas, pero aun así seguí apretando, incluso me permití el lujo de ir hablando un poquito.

Me encantó ver a Sergio antes de acabar la tercera vuelta, se daba la vuelta a buscarnos y a hacernos fotos.
Y la entrada a meta como siempre, un subidón.



Allí me encontré con Merche que la pobre solo pudo hacer una vuelta debido a unas molestias en la pierna, pero con ellas y todo lo hizo genial. A Esther que nos había estado haciendo fotos, a Mónica, Ana, Manoli, Alba e Iván.

Poco a poco fueron llegando el resto: Alex, Laura, Amado, Antonio y Sara.









Antes de nuestro tan ansiado desayuno, vimos correr a las categorías menores, y cómo no, Ana García, lo hizo genial. Entró cuarta y le dieron una preciosa medalla.




Y el momento de la mañana: “El Desayuno”. ¡Cómo nos pusimos!. Merche nos hizo una recetilla de las suyas, y los demás aportamos lo que pudimos.


Una gran mañana, con gente estupenda, una carrera recomendable que espero hacer el próximo año y no lo supe hasta acabada la prueba, pero había sido 4ª senior y 6ª en la general de mujeres. Así que muy contenta.

Un gran domingo. ¿Repetimos?.


Sara, también nos cuenta su experiencia en el Cross popular de Yuncos:

“Para la cita nos presentamos varios 10 miembros de CrossMadrid y varios invitados especiales (David, Esther, Antonio, Amado e Iván). Fue un gran día para mí ya que esta carrera era “mi primer gran reto” puesto que seria la primera vez que participaba en una carrera de casi 10 Km.



Justo antes de la salida sentí nervios, no lo voy a negar, pero sobretodo dudas ya que no estaba muy convencida de poder llegar a acabarla.
El recorrido discurría por un precioso parque al que había que dar tres vueltas, lo que hacia que pudieras ver como era el terreno y desnivel, y poder dosificar las energías para poder terminar la carrera.
A las 10:30 dió comienzo y fuí acompañada los primeros kilómetros por Merche pero poco a poco me fuí alejando de ella ya que está estaba lesionada y al sentir molestias luego me enteré de que tuvo que abandonar al terminar la primera vuelta (ánimo campeona que para la siguiente seguro que ya estas recuperada).



Poco a poco fuí cogiendo mi ritmo, y sorprendentemente me sentía bien, incluso en las subidas. Aunque en la ultima vuelta si que empecé a notar el agotamiento, que sumado al calor que hacía me hizo ralentizar el ritmo (o eso creía yo) pero fue una gran motivación el subir por ultima vez la cuesta mas dura del recorrido y ver allí a Sergio, el mister animándote y haciendo fotos. Había terminado su carrera y no dudó, cogió su cámara y se puso a correr de nuevo hasta encontrarnos a uno por uno y darnos ánimos e inmortalizar así  ese momento (muchas gracias, a mi me valió de mucho).

Pero lo mejor de todo fue llegar a meta, encontrarte con las muestras de cariño de todos tus amigos y descubrir que a pesar del miedo y las dudas habías hecho la mejor carrera de tu vida ya que habías bajado tu marca.
Seguidamente, después de terminar la carrera los adultos les toco a los más peques, donde participaron  Iván (el sobrino de Sergio) y Ana, nuestra socia más joven, los cuales fueron un par de valientes que corrieron como unos campeones.

Y como ya es típico acabamos el día con un gran almuerzo y nuestra gran cocinera esta vez nos premio con un gran bizcocho de chocolate que imaginaros como estaba….
La verdad es que hay que felicitar a la organización de esta carrera ya que ha sido excepcional. Nos vemos en la próxima”.

Sara

Y mas fotitos!







1 comentario:

Sergio dijo...

Menudo despliegue que realizáis en las carreras, que bien os lo montáis!!! Seguid así...