Bikejoring Monte de Pozuelo


Hoy tocaba bikejoring, el lugar de encuentro fue el Monte de Pozuelo. La Hora, las 9:30. El día amaneció chispeando, nublado, con temperatura idónea para correr intensamente con perros.  A pesar de algún traspiés en el camino para llegar, todos nos encontramos fácilmente gracias a las indicaciones de Sergio.  El tiempo nos estaba respetando pues no cayó mas agua.

Para el que no lo sepa, bikejoring consiste en que el perro corra atado a una bicicleta como si a efectos esta fuera un trineo. En este caso el recorrido es a través de pistas de tierra, y al que va sobre ruedas le toca también pedalear y de lo lindo para darle al perro la opción de coger velocidad. De hecho su ayuda se convierte en fundamental para poder mantener el ritmo que se llega a alcanzar. Para ello la bicicleta debe ir preparada para evitar que la línea de tiro se engache en la rueda. Yo utilizo el unicornio 3000 que desarrolló y comercializa nuestro compañero Alex y que esta dando unos resultados fantásticos.

Cuando todos teníamos a nuestros perros y bicicletas listos para la arrancada, se dio la salida. Primero Sergio y Nua, que conocía el recorrido y llevaban el ritmo más fuerte. Después jorge con Guinnes, Jose con Pepa y por último, yo con Leska.  La salida fue impresionante. Todos los perros salieron lanzados tirando de continuo y a un ritmo fuerte. Las piernas no me daban para llevar la bici al ritmo que me pedía Leska. Nunca pensé  que podría ir tan rápido con ella ni que podría tirar durante tanto tiempo.  El camino empezó siendo una pista ancha, pero en los distintos tramos, pasó por zonas de arenas sueltas, roderas, quiebros, árboles, pendientes fuertes de subida y bajada, incluso gente que en bici o andando se apartaban y miraban admirados el ritmo que llevábamos con los perros. Escuche incluso algún comentario del tipo “parecen los de Pirena”. 









La verdad es que la ruta era preciosa. Bosque de pinos, Jara, hierba fresca, tierra mojada, una atmósfera limpia y aromática, una delicia a cada bocanada.

Finalmente han sido 8 kilómetros en aproximadamente 27 minutos contando con alguna parada de agrupamiento. Medias sostenidas de 2:30 el kilómetro en las zonas llanas fáciles…. A ver quien corre a ese ritmo con su perro… hoy sí que han trabajado…

Ha sido increíble cómo se han portado los perros, como han disfrutado, y el ejercicio que han hecho. De hecho creo que nunca había visto a Leska con la lengua tan fuera y la boca tan abierta corriendo… me he emocionado viendo la pasión que le ponía en la carrera.  Un entrenamiento fantástico para los perros y para nosotros. 

No hay comentarios: