Entreno el Pardo 7 octubre

Este domingo hemos cambiado nuestro lugar de entreno favorito por un sitio algo más cerca de Madrid pero sin dejar de ser igual de bonito, El Pardo.

Fuimos a conocer la ruta que Alex y Víctor nos habían preparado semanas atrás y la verdad es que hay que  felicitarlos. “Gracias chicos”.

Un sendero paralelo al río, estrecho al principio, con muchos subibajas y curvas que acaba en una presa. Un paisaje precioso en el que pudimos ver venados, ciervos e incluso jabalís (que maravilla).

Empezamos a calentar (unos 2 Km.) sobre las 8:00 y ya pudimos observar que nuestros perros esa mañana iban a disfrutar  con el recorrido ya que este tipo de terreno los vuelve locos.

Una vez llegamos, nos dirigimos a los coches, preparamos a nuestros amigos y “a canicrossear”…No me equivocaba, los perros estaban supermotivados y  estaban disfrutando “a tope”.

Julio en pocos segundos se puso a la cabeza con Jara y fue marcando todo el rato el camino con esa perra incansable. Fueron de maravilla. Si así van entrenando, miedo me da como irán en carrera.

Alex, hizo adelantamientos increíbles por esos senderos tan estrechos y no se a quien se le veía mas feliz, si a su negrita o a él.

Víctor y Tara también fueron genial pero cuando ya llevaban un rato, Tara se empezó a distraer un poco así que, Alex y él, empezaron a trabajar con ella motivación intentado que Kenia fuera siempre delante para que llevara a esta de referencia y siguiera corriendo.

Irene experimentó por primera vez la sensación del “canicross” ya que Lalo no dejó de tirar de ella en ningún momento. 4, 5 Km. volando, faltándote hasta la respiración porque intentas darlo todo para no ser un lastre para tu perro. “Enhorabuena guapa, lo has hecho genial”.

Y bueno, que decir de mi pequeño,…pues que Arus lo ha dado todo, que me hizo volar por esos subibajas y tanto él como yo hemos disfrutado al máximo de este entrenamiento.

Para sorpresa de todos, al final del entrenamiento nos esperaba Nuria con su pequeña gran cachorra de 8 meses, Suka.

Y como es habitual, desayunamos como una gran familia y luego los perrotes tuvieron su momento de disfrute y juego. ¿Quién creéis que disfrutó más, ellos jugando o nosotros mirando?

Os dejamos unas fotos de los madrugadores!!!








No hay comentarios: