Entreno martes 30 San Martin


Pues aunque parezca mentira, y con la que estaba cayendo fuimos a entrenar Irene y Lalo, Jorge y Yuka Alexis y Kenia y yo con Arus y Tara. Cuando llegamos no llovía mucho, pero ya sabíamos lo que había, así que nos pusimos a entrenar con los perretes suelto como corrían, parecían salvajes, y encima con estas lluvias y sol que ha hecho el bosque de Gozque tiene un encanto especial, que maravilla de sitio y tan cerquita de casa.

Empezó a caer mas fuerte pero nosotros seguimos a lo nuestro, a medida que nos íbamos calentando íbamos aumentando el ritmo, así que después de unos 20 minutillos Alex que empezó a acusar un dolorcillo en la rodilla se volvió para así de pasa recoger a Irene de vuelta a los coches.

Así que seguimos Jorge y yo con nuestros respectivos perretes corriendo bajo la ya intensa lluvia que caía en esos momentos. Las zapatillas empezaban a acusar ese exceso de barro, bueno y ya sabréis que se triplican su peso y resbalan, tuvimos que parar unas cuantas veces para quitar lastre. Como el ritmo aun no era muy agobiante intente ir resolviendo las dudas que le surgían a Jorge de cara al adestramiento para hacer canicross con su pequeña Yuka.

Llegados a un punto del recorrido dimos la vuelta y volvimos por el mismo sitio y hay ya fuimos aumentando el ritmo, donde Jorge dio el do de pecho y se puso a correr como un descosió por mitad del bosque y como no el orto loco detrás del el, aunque eso de tener que ir pendiente de dos perretes es un poco jodido ya que si no la esta liando uno la lía el otro, pero en fin llegamos a los coches y allí nos estaban esperando Irene y Alex en los coches, y como no paraba de llover intensamente y hacia frío nos tuvimos que ver obligadísimos a ir a un bar y tomarnos un café con una rosca (porra) de anís con azúcar, recién hecha, y que estaba ummmm ummmm. Y una vez acabado el ritual del desayuno, ahora si, dimos por acabado el entreno del día.

Nos vemos en el próximo entreno.  

 

No hay comentarios: