Astromad - Junio 2013

David Raposo, nos relata como le fue su objetivo principal de esta temporada que era el Astromad, os dejamos con su experiencia en la prueba: “El 23 de Junio participé en el reto de este año, el Astromad Olímpico, un triatlón que consta de 1500 metros nadando, 57 km en bici y 10 km corriendo en la localidad madrileña de Manzanares el Real. La noche anterior a la prueba estaba con mucha ansiedad, pensando todo lo que me esperaba al día siguiente. Me levanté a las 5:30 para desayunar, repasar todo el material que iba a llevar, las bebidas, geles y barritas que iba a tomar durante la prueba. Mientras conducía intentaba quitar esa ansiedad y lo conseguí, ya una vez aparcado el coche, me dirigí a los boxes a colocar el material y dirigirme al ropero a dejar la mochila. Calenté un poquito trotando y me dirigí a los boxes de nuevo esperando a que los jueces nos llamaran para dirigirnos al embalse, fue ahí cuando me encontré a mi amiga Laura, una antigua compañera de trabajo, hizo en su día 3 Ironmans en un año, uno de ellos el de Hawai, ahí fue cuando ya me tranquilice y me puse el neopreno. Ya nos colocamos en la linea de salida, siempre tengo la costumbre de ponerme en un lado, para no pelearme con la gente, aunque haces más metros, lo prefiero a tener que ir frenado con toda la gente que nada. 

Dando el pistoletazo de salida ya solo queda la idea de avanzar hacia las boyas amarillas e intentar nadar con fuerza y sin torcerse mucho, me doy cuenta que a veces tiendo a irme hacia la derecha nadando, así que voy corrigiendo la dirección teniendo de referencia otros nadadores y sobre todo las boyas, una vez llegados a las boyas tocaba volver a la orilla, ya sólo quedaban 750 metros, en la parte final se nadaba un poco mal debido a que había muchas algas con las que te enredabas los brazos, al final el tiempo del sector de natación 28:17, por mi genial porque mi intención era bajar de 29. Una vez en los boxes intento colocarme el dorsal, casco, gafas y salgo rápido corriendo con la bici para empezar a darle a los pedales. 

El recorrido de este año era bastante llano, quitando algún repecho, bastante fácil. Empiezo con energía, buscando una buena frecuencia de pedaleo y un ritmo y postura cómodos, mirando el reloj voy a una media de 31 km/h que para mi está bien. En esta parte me propuse hidratarme bien, tuve una mala experiencia el año pasado debido a una pésima hidratación, así que tocaba beber y comer algo durante el recorrido, además empezaba a notar el calor. Sobre el km 20 me encontré con Laura y estuvimos un rato juntos, en esta prueba estaba prohibido el drafting (no se puede ir a rueda) así que me adelanté y seguí a mi ritmo. Ya cuando empezaba la segunda vuelta en bici empecé a notar el cansancio, me había bebido un bidón entero y me cogí uno de agua en el avituallamiento, y aquí es donde empezó mi comedia, saque un gel y al intentar tomarlo derramé sobre mi cuerpo parte de él como si de un gel de ducha se tratara, con lo pegajoso que son estos geles, y también perdí el cuentakilómetros de la bici, lo debí colocar mal. Así que con estos dramas perdí un poco el ritmo que llevaba, aún así y para el nivel que tengo ahora en bici me salió un buen sector, 2:00:08 en total en bici a una media de 28,47 Km/h. 

Ya dispuesto a correr poniéndome mis five fingers y a terminar la prueba. Empecé el primer km demasiado rápido a 5:18 min./km, mi intención para estos 10 km era ir entre 5:30-5:40 min/km para dosificar el esfuerzo y disfrutar, así que los siguientes km fui un poco más despacio e intentando relajarme, eran 2 vueltas a un circuito de 5 km y el calor empezaba a hacer mella, iba parando en todos los puntos de hidratación una vez cogiendo agua otra vez sales para evitar los calambres. Cuando empecé la 2 vuelta me di cuenta que el recorrido si terminaba cerca del castillo de Manzanares iban a ser más de 10 Km, así a partir del km 8 fui disminuyendo el ritmo para llegar a meta en buenas condiciones, al pasar por la altura de los boxes me encontré con Enrique Floriano, nadador paralímpico que fue el primero en salir del agua en esta prueba, él ya había acabado su carrera y me dió unas palabras de ánimo. Y ya en una de las rotondas llegando al final de recorrido ante mi sorpresa vi a la Actriz Amaya Salamanca animando a los atletas, aquí no supe si pararme a pedirle un autógrafo o seguir corriendo y es que su novio Rosauro estaba compitiendo, un toque de prensa rosa. Por cierto, quedé por delante del tal Rosauro. Ya en los últimos metros saludando a la gente y como es tradición levantando las manos en la meta después del esfuerzo, subidón total por el objetivo conseguido y ser finisher un año más, tarde en estos 11,5 km de carrera a pie 1:07:00 para hacer en el total del Triatlón 3 horas 43 minutos y 47 segundos. Una prueba que siempre suele estar en mi calendario, me gustó mucho la organización este año y unos voluntarios que animaban mucho. Espero poder repetir el año que viene, lo mismo me animo y hago el medio Ironman.”

Aqui podéis consultar las CLASIFICACIONES

¡¡¡CrossMadrid se mueve!!!!

No hay comentarios: