Entrenamiento nocturno en la Marañosa - 17 de Julio

Sigue pasando el verano, ya queda menos para que llegue la temporada de Invierno. Mientras tanto, en CrossMadrid no seguimos poniendo en forma con entrenamientos en grupo para no perder la motivación ni la diversión. Otra semana más quedamos en La Marañosa para entrenar con la luz de nuestros frontales y con temperaturas más agradables.

Carol nos relata como fue su tarde/noche intensa haciendo lo que más le gusta: "David y yo nos fuimos a ver a Sergio competir, ya que tenía la última prueba de la temporada de atletismo. Animándole como los que más, a la vez que Sergio nos correspondía demostrando toda la fuerza que tiene dentro. Muy emocionante verle luchar por mejorar sus tiempos y un rato muy agradable dejándonos las gargantas para que Sergio tuviera una motivación más. Después de charlar y tomarnos algo fresquito, nos fuimos a nuestro entreno nocturno. Escalofríos de ver en la oscuridad los frontales de unos pocos de mi manada...empezamos animadísimos a muy buen ritmo, pero apareció el flato en mí, que dolor y angustia al pensar que no los podía seguir. Llegaba la hora de rendirme, pero me acordé de Sergio y de lo que me dijo esa tarde mientras hacía sus competiciones "aquí se viene a sufrir para poder luego disfrutar", esa frase no se me íba de la cabeza, esas palabras y todos los consejos que me ha estado dando, la imagen de verle sufrir corriendo esa misma tarde me dió unas fuerzas increíbles. Entonces fue cuando decidí que si ninguno de los mios se rendía, ¿por qué debía hacerlo yo? Seguimos la ruta que nos marcaban Alex y Susi, muy bonita y divertida. Apareció de nuevo en mí el dichoso flato, pero con los ánimos de Susi seguí hacia adelante, no quería quedarme atrás, no quería parar, debía seguir como fuera! Cada diez minutos alguno me preguntaba ¿cómo vas Carol? Ahí es cuando uno se da cuenta de que no está solo y que ya solo por ellos, por los que se preocupan por tí, yo debía seguir esforzándome. Decidimos apagar nuestros frontales por un tiempo y correr en la oscuridad, idea genial porque disfrutamos mucho más.Sólo se nos oía a nosotros, nuestras pisadas, nuestras respiraciones, nuestras risas...una auténtica pasada. Llegó el momento de volver y alguna cuestecilla que otra me hizo sufrir, pero Luismi me dejó a Kira y eso me motivó mucho más. Se pusieron en cabeza Alex y Luismi, por lo que  Kira reaccionó muy bien porque quería seguir a su "papi". Fue un momento en que me quede sola con Kira, me daba respeto porque en las bajadas ella quería correr y se juntaban varios factores, no era mi Bruma, era un perro más grande y no la conocía corriendo, pero con un par de miradas que me brindó supe entender que estaba esperando a que la diera la orden de correr rápido y disfrutar. Me lancé y lo pasé en grande hasta que de repente dimos con los coches...¿ya?qué rápido se me hizo!! Estuvimos hidratándonos un poco, bailamos a la luz de la luna (qué espectáculo madre mía con música hardcore), tuvimos unas charlas y luego tocó el momento de miedo cuando Alex empezó a sugestionarnos y Susi y yo no sabíamos dónde meternos,si una gritaba la otra lo hacía más fuerte..qué risas!!"

"Gracias chic@s por este gran entreno nocturno, por estar ahí. Deseando que llegue ya el siguiente para ver a través de mi frontal esta forma de vivir nueva para mí."

Foto de grupo con Alex "The Frontal Murderer", que quiso posar.


No hay comentarios: