Entrenamiento Nocturno en El Cerro de los Ángeles - 5 de Septiembre

Otra noche más nuestros lunáticos contaron con sus inseparables frontales esta vez para entrenar en el Cerro de Los Ángeles. Se notaba que las temperaturas habían descendido. Acudieron a la noche Luismi - Kira, Álex, Susana, Cárol, David y Javi (vecino de Cárol). Fue un entreno bastante interesante ya que nuestros chic@s decidieron subir dos veces al Cristo de la cima. Unas subidas de infarto y unas bajadas de vértigo donde nuestros canicroser@s siguen entrenando duro de cara a la próxima temporada de canicross. 
David nos cuenta cómo fue la noche : "Y continuando con nuestras correrías nocturnas, esta noche tocaba ir por el Cerro de los Ángeles. De noche, hileras de árboles, caminos que se cruzan, cuestas interminables, redobles de campanas, el lugar da mucho juego para correr, pudiendo elegir cuestas a lo largo del recorrido, a mi se me dan fatal las bajadas, tengo que ir mejorando de cara al canicross porque si no me iré al suelo fácilmente. Y siguiendo mi racha de caídas, me caí cuesta arriba, menos mal que pude rodar sobre la espalda y no hubo consecuencias graves, durante el recorrido nos fuimos quedando Carol y yo, terminando con un buen susto que nos dimos al ver aparecer de repente a Luismi, lo que he bautizado como Farlek terrorífico, la subida de pulsaciones es inmediata. Y para finalizar estuvimos charlando muy tranquilos, hacía una noche estupenda para quedarse más tiempo."

Carol también nos explica sus impresiones: " Ando algo floja emocionalmente esta última semana y el haber acudido a este entreno nocturno era un reto para mí. Fuí a un ritmo realmente cómodo ya que mi estrés se reflejaba en mi cuerpo.Volvió mi flato, hacía tiempo que no lo tenía, pero supe seguir hacia adelante, con tranquilidad, luchando cada cuesta, sorteando cada piedra. Mis compañer@s como siempre animándome. Hicimos una breve parada cuando mis compis me preguntaron que si seguíamos por llano a lo que respondí que quería volver a subir otra vez, no quería lo fácil, necesitaba desahogarme y dejar mis lastres en esas subidas. Definitivamente, esto es lo único que me hace sentir libre: correr, saltar, sudar, agonizar por cada aliento, sentir que mis piernas quieren más. Poder disfrutar de todo esto con los míos en un gran regalo para mí.Correr me hace sentir que sigo viva y que aunque uno tenga una mala racha, siempre hay que seguir hacia adelante, nunca pararse por muy empinada que sea la subida."

Susana nos resume como fue la noche: "Esta vez hicimos muchas cuestas largas, pequeños sube y bajas, caminos estrechos, anchos. Todo muy divertido y en los tramos que se podía hasta con conversación. Acabamos con sustos varios de nuestros "graciosillos" nocturnos y unos cuantos sprines."
Impresionante, estirando como es debido después del entreno.
Después del duro entrenamiento nuestros chic@s sacaron la manta y recargaron las pilas con bebidas energéticas y aperitivos, como siempre nuestros canicroser@s a la luz de las estrellas.

¡La noche es de Crossmadrid!
¡CrossMadrid asusta!

No hay comentarios: