Entrenamiento Específico en Polvoranca - 13 de Noviembre


Acabado el parón del largo verano hispano, volvimos entrenar en Polvoranca, donde tenemos un circuito sin iluminar, pero que se puede correr muy deprisa. Lo bueno de este parque es que tiene muchas alternativas, ayer no tocaba zona iluminada, pero es posible que otros días si que pueda tocar irse a la zona iluminada, donde se pueden hacer miles muy interesante. Tocaba arriesgarse y divertirse por la zona oscura, donde pudieron hacer un circuito de un poco más de 2500 metros y trabajar bastante la resistencia a la velocidad. Polvoranca tiene un encanto especial cuando cae la noche, atravesando varios tramos por caminos muy estrechos, donde los árboles no dejaban apenas el paso, bordeando las famosas mágicas ruinas de la antigua Ermita de Polvoranca  y corriendo al borde de aquel lago ausente de luz y reflejos, estremeciéndote al observarlo mientras lo bordeas. Incluso trabajamos también la motivación de nuestros socios y nuestros perros. Y es un sitio ideal para ponernos muy rápidos. En está sesión nos tocaban series largas que se atrevieron con ellas Javi - Marvin, Ismael - Kira, Carol - Junior y Sergio - Nua - Indae.

Carol - Junior, sigue trabajando duro para poner a punto a Junior, y claro está también a ella misma; esto nos relataba después de su accidentado entrenamiento: "Otra caída más, pufff! No pasa nada, porque a mí me enseñaron que en cada caída te volvieras a levantar y a aprender para no volver a caer de la misma forma. Este entreno me gustó un montonazo ya que Sergio nos guió por un sitio por el que entrené hace tiempo con ellos, pero de noche cambia demasiado, es tenebroso, muy complicado para correr y más aún con una bestia tirando de tí. Empezamos bien fuerte y Junior lo estaba haciendo espectacularmente bien, hasta que llegamos a una curva muy sencilla y me caí. ¡Menudo leñazo! Lo que me sorprendió, es que Junior, se paró inmediatamente y vino a darme un lametazo a la cara con las orejotas hacia abajo pensando que había hecho algo malo, y fuí yo la que lo hizo. Me levanté inmediatamente y seguí animando a mi chico; fue genial este entreno, rapidísimo, sufriendo por respirar y animar a Junior, intentando no caer por lo oscuro que estaba aquello. Para mí realmente, ha sido la vez, con la que más dificultad he corrido y más cansada he llegado a casa. Muy arriesgado lo que hicimos anoche sí, pero es que nosotros somos así!"

Javi - Marvin, tras una caótica llegada al punto de encuentro, terminó como le gusta a los grandes deportistas, muy castigado físicamente, nos dejaba sus impresiones: "El mejor entrenamiento hasta ahora de Marvin. Ha sido la vez que ha tirado más kilómetros con una continuidad brutal. Creo que algo tiene que ver que el culito de Núa e Indae estuvieron delante suya; este perro es un guarrete, ve a dos hembras llevándolo a lo oscuro y se motiva como nunca. La anécdota divertida del entrenamiento, fué el piñazo de Cárol nada más salir. Esperemos que pronto vuelva a repetir la frase de "el mejor entrenamiento de Marvin".

Sergio - Nua - Indae, en su vuelta a los entrenamientos de calidad y tras acabar fatigado y con flato, era capaz de dejarnos estas palabras: "Tras el largo parón que he tenido al estar lesionado e ingresado en el hospital, pude volver a hacer series de canicross con Nua e Indae. Este es el entrenamiento que más me gusta hacer de todos. Y a pesar de que todavía tengo molestias en la pierna, me atreví a hacerlas. Disfruté como antaño a pesar de que la velocidad ya no es la misma".

Ismael - Kira, que disfrutaron de este entreno como verdaderos enanos, sigue trabajando muy duro en sus ritmos para que Kira no sufra tanto y puedan ir los dos mucho más cómodos y disfrutar más de su entrenamiento. Nos ha querido explicar qué sensaciones tuvo aquella noche: "Entrenamiento muy muy frío. Al principio, costaba quitarse el frío de encima, pero poco a poco me fuí encontrando muy a gusto corriendo, a pesar de que sigo un nivel muy bajo en comparación a mis compañeros. Después, con mi Kira genial, vamos mejorando los dos. Ella cada vez va más centrada si hay perros delante y yo voy mejorando mi forma física para intentar ir a su ritmo. ¿Lo más divertido de la noche? Lo más divertido, como siempre, la caída que tuvo Cárol, esta muchacha se cae y sigue corriendo de un brinco."

Después de canicrosear a lo loco aquella noche, nuestros chicos soltaron unos minutos por otra zona bastante oscura también, donde el "gran foco cine yelmoplex" de Sergio, empezó a apagarse, aprovechando las sombras de la noche para asustar a alguna canicrosera en aquella oscuridad tenebrosa. Charlando un rato se quedaron, intercambiando impresiones y aprendiendo unos de otros para hacer un buen canicross con sus queridos peludos, hasta que aquel bendito viento frío, sopló y sopló hasta que a nuestros chicos de allí echó.


       ¡¡¡Crossmadrid canicroseando peligrosamente!!!

No hay comentarios: