TRANSVULCANIA 2014 - 10 de Mayo

La PLATANO DE CANARIAS TRANSVULCANIA 2014 SALOMON Nature Trails es una carrera de montaña que cruza la isla de La Palma a través de dos senderos de Gran Recorrido (el GR 130 y el GR 131) con salida en el Faro de Fuencaliente y llegada en Los Llanos de Aridane para la Ultramaratón de 73 kilómetros, atravesando la Dorsal Nueva (la conocida ruta de los volcanes) y Vieja (caldera de taburiente), que nos lleva hasta el Roque de los Muchachos, desde aquí se descenderá por el barranco de las angustias hasta la meta; es decir que se pasa desde el nivel del Mar ascendiendo hasta los 2.426 m sobre el nivel del mar, con un desnivel acumulado de 8.525 metros. Hasta esta prueba se desplazaba Luismi, que nos relata como consiguió ser finisher con una marca de 15h36'10'' (siendo el 1177 de la General y el 883 de la Clasificación Senior Masculina).




"Ya puedo hacer mi crónica de la transvulcania, y es que una carrera así no empieza en la salida y termina en la meta. Podría decir que empezó cuando terminé la última carrera de canicross de "mi temporada". A partir de ahí, a cambiar mis entrenamientos, de correr rapido, pocos km y con kira, a correr cada vez más kilómetros, un poco más despacio y sin Kira, o almenos sin que tire de mi. Me estructuro más o menos un plan de entrenamiento, un calendario de carreras, hasta que en un entrenamiento con una amiga en el que me hago 19 km, cuando vuelvo a casa, "mierda, me duele el gemelo", se fastidió la planificación. Tras unos días de reposo, sigue molestando en frío, mientras entreno no duele.

Llega la primera carrera seria, 25 km por el pantano de san juan, mi rendimiento es una incógnita, pero genial, hago un tiempazo y no me duele nada, pero al día siguiente, parece que el gemelo se va a romper, a veces hasta me parece que me duele la tibia. Por lo tanto, opto por más reposo. Salida de la transvulcania sin problemas, en cuatro horas y media subiendo, así que de correr poco. Desde el nivel del mar hasta 2200m de altitud en 25 km, en teoria lo mas duro y más o menos un tercio de la carrera, no está nada mal para cumplir con lo estipulado, 14 o 15 horas, incluso empiezo a especular con hacerlo en menos de 13, pobre de mi. A esas alturas ya habia empezado a encontrarme un poco mal, la comida no me entraba muy bien, voy pegando mordisquitos a las barritas y al pan de higo, pero en algún momento incluso creo que voy a vomitar. De fuerzas no voy mal, algunos ratos incluso corro, el terreno es bueno y si no corro ahí malo, pero llega lo peor, toca crestear durante kilómetros, tramos de cinco kilometros que me llevan más de una hora, hasta que por fin llego a la parte más alta, estoy destrozado, sin fuerzas, un sube y baja de 25 km que me ha llevado seis horas, y ese avituallamiento esta petado de gente. Me paré a descansar, ya habia parado más veces, pero 5 minutos como mucho, pero aquí no se cuanto tiempo estuve descansando, por lo menos media hora, me estuve debatiendo entre abandonar o continuar, si continuaba era para terminar. Quedaban 18 de bajada y otros 4 de subida, comí lo que pude, me animé un poquillo y... a bajar. Es muy complicado bajar rápido cuando tienes la cabeza y las piernas tan cansadas. Tenia que ir andando casi todo el rato, los tramos más faciles corria un poco, pero por motivarme, porque luego, en el siguiente avituallamiento me paraba hasta que veía alguna cara conocida, perdía lo ganado, pero ya me daba igual. En un avituallamiento me encuentro un hospital de campaña, con gente tumbada, con la via y el suero colgando, madre mia, donde me he metido. Total, que para bajar me tiro otras 4 horas y queda la última subida, otra hora más que parece que esté subiendo un ochomil, ya se nos ha hecho de noche y la mayoría parecemos zombies, me paro a ayudar a un corredor que le han dado calambres en las dos piernas, le ayudo a levantarse y le acompaño hasta que por fin entramos en el pueblo. Esa es la recompensa a todo el esfuerzo, un pueblo entregado a los corredores.El de los calambres ya estaba mejor y le dije, "voy a ver de lo que soy capaz" y empece a correr el kilómetro que quedaba a buen ritmo, todo el mundo animando, los niños dándome la mano para chocar, y la última recta con la alfombra, impresionante. Entré en meta gritando, lo había conseguido, sé que no ha sido una buena carrera, pero la mente pudo, mi cuerpo no pudo, pero mi cabeza sí.

Al día siguiente nada más que descansar y comer, considero que ha sido cinco días después cuando realmente ha terminado la carrera, con las piernas ya en su sitio, el cuerpo recuperado y otra vez con ganas de correr. He salido por un camino llano, con kira a mi lado y a buen ritmo, qué gusto da correr sin cuestas, ya puedo pensar en la próxima.

Lo mejor de la carrera, los cambios de paisaje, las pequeñas dosis de amistad y la superación (que me ha curado las lesiones). Lo peor, demasiada gente, demasiados guarros, y demasiada basura en la montaña, eso no lo había visto nunca en ninguna carrera de montaña, todo el camino lleno de geles y botellas. No sé si tendrá algo que ver con que es una de las carreras más mediáticas.

Conclusión: no volveré a la transvulcania a demostrarme que soy capaz de hacerlo en menos tiempo, seguro que hay otras carreras mejores, pero me alegro de que este haya sido mi primer ultra."

Luismi

No hay comentarios: